Entradas

¿QUÉ ES LA INTELIGENCIA?

 

Hola querid@ lector, desde Psicología y Bienestar Emocional queremos tratar un tema apasionante en la historia del ser humano, la inteligencia. Un Aptitud, cualidad, don…algo que nos acompaña desde que comienza nuestra vida hasta el final.

 

En la historia de la psicología este concepto «trae de cabeza a más de uno», es una cualidad muy compleja y el debate sobre si es hereditaria o se potencia a través de la estimulación ambiental sigue abierto. Al igual que incluir cualidades tales como la creatividad e incluso la espiritualidad. Este debate es muy importante para poder comprender, entre otras cosas, las superdotación y altas capacidades. A continuación te resumo las teorías más importantes del momento.

 
En primer lugar cabe destacar el modelo de inteligencias múltiples de Gardner: En 1983 Garder publicó sus investigaciones sobre las inteligencias múltiples, refería que la vida exige diferentes habilidades según las culturas, por lo que, además de considerar la capacidad lógica y matemática del individuo también era muy importante valorar las habilidades para relacionarse con los demás.
 
Para dicho investigador la inteligencia es una capacidad, por tanto es una destreza que se puede desarrollar, refiere que todas las personas estamos preparadas para desarrollar nuestra inteligencia, apoyándose en sus capacidades y motivación.
 
Según este autor existen 8 tipos de inteligencia:
 
 
1- Inteligencia Lingüística: capacidad para pensar en palabras y comunicarse (escritores, poetas, redactores…).
2- Inteligencia Lógico-Matemática: empleada para calcular, medir, resolver problemas de lógica y matemáticas. (científicos).
3- Inteligencia Espacial:  es la capacidad para pensar en tres dimensiones (pilotos, cirujanos, decoradores, arquitectos…)
4- Inteligencia cinestésica-corporal: capacidad para controlar el movimiento corporal (deportistas, artesanos, bailarines…)
5- Inteligencia musical: es la capacidad de producir y apreciar ritmos, tonos, timbres…(cantantes, compositores…)
6- Inteligencia naturalista: manifiesta una gran sensibilidad por os fenómenos naturales, seres vivos, la preocupación por los problemas y preservación del planeta (biólogos, ecologistas…).
7- Inteligencia interpersonal: capacidad de percibir y comprender a los demás (maestros, vendedores, profesores…).
8- Inteligencia intrapersonal: permite entenderse a sí mismo y a los demás (profesores, psicólogos…)
En sus últimas investigaciones publicadas en 2001 baraja la posibilidad de incorporar una novena inteligencia, la espiritualidad, se podría incluir dentro de las inteligencias interpersonal e intrapersonal pero tiene peso por sí misma.
 
9- Inteligencia Espiritual: se manifiesta por una natural y espontánea inquietud por lo cósmico o existencial y lo referente al espíritu. Es la capacidad de formularse preguntas sobre la existencia del ser humano, el alma, Dios, valores como el persona o la paz…Se suele encontrar en personas con inquietudes religiosas.
 
¿Qué opinas?, ¿Cuál de ellas tienes más desarrollado?, ¿interesante, cierto?. A continuación vamos con el Modelo de Renzulli quien defiende que una persona puede ser superdotada cuando dispone de una capacidad intelectual superior a la media (CI 130), alto nivel de compromiso con la tarea y evidencia una alta creatividad. La intersección de los tres anillos indicará la existencia de superdotación. Sostiene que los factores ambientales y genéticos influyen en su buen desarrollo.
 
Otro de los modelos con mayor peso es el de Barbara Clark, en el que considera que las personas con altas capacidades presentan un desarrollo avanzado y acelerado  de las funciones del cerebro, incluyendo los sentidos físicos, las emociones, la cognición la intuición y percepción.
Dicha investigadora parte del concepto de inteligencia como la interacción de cuatro funciones del cerebro:
1- Cognitiva: pensamiento analítico, secuencias y lineal del hemisferio derecho.
2- Afectiva: Afecta a cada una de las partes del cerebro e influye en la función cognitiva, promoviéndola o limitándola.
3- Física: abarca los sentidos (vista, oído, olfato, gusto y tacto)y también el movimiento.
4- Intuitiva: una nueva forma de llegar al conocimiento, la que toma el concepto desde la totalidad.
    La Intuitiva puede darte en tres niveles:
      a) Racional: en un proceso de síntesis surgen nuevos patrones por  combinación de la información conocida con la información inconsciente.
 
      b) Predictivo: la información inconsciente de una fuente desconocida da lugar al Insight. En este nivel se generan las predicciones.
 
      c) Transformacional: se emplea una percepción diferente. Es la forma más elevada de conocimiento. Cuando se llega a ese nivel el hombre se conoce a sí mismo, al universo y a la conexión entre ambos.
 
Por tanto el desarrollo y despliegue de las altas capacidades requiere la interacción entre estos componentes. Éste último referido a la intuición y espiritualidad, al acceder al nivel transformacional acciona la conexión suprafenoménica. Dicha percepción es aceptada desde los tiempos remotos pero con el uso de las ciencias se van perdiendo en uso y terminología, quedando los llamados saberes encuadrados dentro de las metodologías.
 
 
Por último quiero hablar del modelo de Gagné, quien mantiene que la superdotación indica la posesión y el uso de habilidades naturales expresadas de manera espontánea, sin previo entrenamiento por encima de la población normal. Dicho autor agrupa las habilidades y aptitudes en  cuatro grandes grupos: intelectuales, creativas, socioafectiva y sensoriomotrices.
 
Para poder desarrollarlas es imprescindible los catalizadores, es decir los factores que inhiben o potencien el desarrollo. Hay dos clases de catalizadores:
 
– Los propios o intrapersonales como la motivación, actitud, interés y autoconfianza.
 
– Los externos o ambientales como las personas con las que nos relacionamos y las cosas que nos suceden o nos afectan.
 
Si te gusto el artículo dame un g+, comparte y comenta
Nos vemos en la red
 
Psicología y Bienestar Emocional
 

Altas capacidades y Asperger

Hola querid@ lector@ en la actualidad, uno de los temas más interesantes y polémicos en el mundo infantil es la superdotación o altas capacidades y las «etiquetas diagnósticas» tales como hiperactividad o Asperger.

Personal y profesionalmente, me gusta valorar y conocer el mundo del niñ@ para que me facilite la comprensión y de desde ahí diseñar el tratamiento y poder ayudarle a mejorar su calidad de vida. Pero a veces sin querer, al diagnosticar a una persona, y especialmente un niñ@ podemos condicionarle para que se comporte de una determinada manera (siguiendo el patrón que marca el DSM-IV-TR).

Psicología y Bienestar Emocional: AACC y Asperger
L@s niñ@s son impredecibles, creativos y sorprendentes, de ahí que ellos mismos tengan los recursos y la capacidad para evolucionar y cambiar en muchos ocasiones de forma sorprendente y saliéndose de las «categorías diagnósticas». Por este motivo, te invito a realizar una reflexión, y tomar esas «etiquetas» como una ayuda que nos faciliten la comprensión de ese momento evolutivo del pequeño, y no para que sea etiquetado o condicionado.
Retomando el título del post «Altas capacidades y Asperger«, como bien sabemos un niñ@ con altas capacidades o superdotación está muy evolucionado a nivel intelectual, pero su mundo emocional no va al mismo ritmo, esto se denomina disincronía evolutiva. En ocasiones podemos observar como el pequeño puede compartir algunos rasgos con la categoría diagnóstica denominada Asperger, pues a veces la superdotación y el Asperger se dan en la misma persona.
A continuación, os doy una claves para que podáis diferenciar cuando el pequeño puede requerir una evaluación de Asperger y cuando esas características de disincronía evolutiva entran dentro de lo esperado para los chic@ con altas capacidades o superdotación.

Si este artículo te ha resultado interesante dame un g+, comparte y comenta.
Muchas gracias por tu tiempo.
Nos vemos en la red

https://www.facebook.com/patriciamaria.garciagallego
https://twitter.com/Psicotrycia

Comprendiendo el mundo de los niñ@s con altas capacidades

Hola querid@ lector@ en este nuevo post te traigo una serie de mitos muy comunes que las personas tendemos a creer sobre los niñ@s con altas capacidades.

Lo primero de todo, vamos a concretar qué significa ser un niñ@ con altas capacidades o sobredotación, según la Organización mundial de la salud (OMS), se considera que una persona posee altas capacidades cuando su Cociente Intelectual (C.I.) se sitúa en 130 o superior.
 
Actualmente sabemos que es muy importante realizar una valoración del C.I, acompañada de una exploración cognitiva y emocional.
 
Entre las característica que encontramos además del CI, son las siguientes:
 

  • Gran curiosidad y creatividad.
  •  Rapidez de aprendizaje y excelente memoria.
  • Dice su primera palabra antes de los 8 o 9 meses.
  • Dice su primera frase con 1 año.
  • Mantiene una conversación entre 18 y 24 meses.
  • Vocabulario impropio para su edad.
  • Empieza la etapa del por qué antes de los 3 años, realizando preguntas exploratorias a edades tempranas.
  • Comprensión y lectura precoz.
  • Enérgico y confiado en sus posibilidades.
  • Muy crítico consigo mismo y con los demás.
  • Rechazo a la autoridad y gran independencia.
  • Duerme poco menos que la mayoría de niños de su edad (de adulto puede padecer insomnio)
  • Alta autoestima académica, pero no personal.
  • Son independientes e introvertidos.

 Para profundizar un poco más, y poder comprender el mundo del niñ@ superdotado es muy importante atender a los mitos que le rodean:

1. Los superdotados son siempre unos empollones. Puede resultar curioso, pero a veces detrás de un fracaso escolar hay una persona superdotada.

2. No necesitan ayuda para los estudios. En realidad, las personas con altas capacidades aprenden todo de manera más rápida, lo que no implica que no necesiten una persona que medie en dicho aprendizaje.

3. Los superdotados no quieren relacionarse con la gente porque se consideran superiores. Es cierto que a vece pueden dar esa impresión, pero lo que les suele ocurrir es que no encuentran compañeros con los que compartir sus intereses.

4. Sufren y suelen tener problemas emocionales: el porcentaje de personas con problemas psicológicos y alta capacidad intelectual es la misma que con capacidad intelectual normal.

5. Los superdotados no saben relacionarse: los chic@s desarrollan sus habilidades sociales, crean relaciones de amistad y pueden llevar una vida plena.

El mundo de la sobredotación y las altas capacidades continúa siendo un enigma, pero lo que si podemos decir es que cada vez los profesionales contamos con mayor conocimiento, experiencia e investigaciones que nos ayudan a desvelarlas, y así poder ayudar cada vez más a las familias y niñ@s para que puedan normalizar la situación y adquieran una actitud positiva ante esa ventaja intelectual que poseen.

Muchas gracias por tu atención. Si te gustó el artículo dame un g+, comparte y comenta.
Nos vemos en la red.