Entradas

¿Qué beneficios tiene practicar Mindfulness durante la infancia?

Hola querid@ lector/a bienvenid@ al blog de Psicología y Bienestar Emocional, estamos muy emocionados de anunciarte la nueva edición del curso de relajación y meditación infantil.

¿Qué es Mindfulness?
Es un proceso meditativo con el que vamos a reeducar nuestro cerebro, vamos a enseñarle poner «atención plena al momento presente». De esta manera la mente vive en el tiempo actual, en el presente, evitando que se ancle en el pasado o el futuro.
¿Y qué beneficios tiene para los niñ@s?
Gracias a la reeducación cerebral los hemisferios cerebrales aprenderán a sincronizarse. Esto tiene un efecto directo positivo en la creatividad y búsqueda de soluciones.
Al aprender a centrarse en el momento presente mejorará su capacidad de autocontrol, su sensación de bienestar y paciencia.
La meditación tiene un efecto secundario genial, la relajación, al conseguir observa su mente sin perjuicio y ayudarle a quedarse en el presente, aumentará su conciencia, su concentración y habrá aprendido una técnica para generarse paz y gestionar su estrés.
¿Cómo aprenden a mindfulness?
Pues como aprendemos los seres humanos, JUGANDO. Los participantes pasarán un rato agradable y divertido en una atmósfera de paz, en la que podrán practicar lo aprendido.
Psicología y Bienestar Emocional. Beneficios Mindfulness en la infancia.
Centro Sanitario de Psicología y Fisioterapia Philes.
¿Dónde se realizará?
En el centro Philes, Seseña (Toledo)
Comenzamos el viernes 15 de abril a las 17:00.
Reserva tu plaza.
Gracias por compartir la información.

¿Cómo mejorar la Autoestima en Mi hij@?

Hola querid@ lector/a esta entrada vamos a dedicarla a algo fundamental para el buen desarrollo emocional de nuestros hijos, la autoestima.

Autoestima sana en niños
El respeto por nosotros mismos, la confianza en nuestras aptitudes y capacidades dependen directamente de cómo nos valoramos, es decir, de la autoestima. La autoestima es el núcleo de nuestra personalidad. Cuando nos alaban nos ponemos contentos, y cuando realizamos un buen trabajo nos sentimos satisfechos.  El modo en que nos sentimos nos afectará en diferentes áreas de nuestra vida:
1. Bienestar Emocional: Cada niñ@ tiene derecho a sentirse feliz y a que le salgan bien las cosas.
2. La actitud ante los retos: Autorregula su conducta en relación a la elección de objetivos, toma de decisión y el establecimiento de planes de actuación.
3. Potencia la autonomía personal: El niñ@ será autónomo en la medida que sienta confianza para experimentar y buscar su identidad y descubrir sus gustos o afecciones.
4. Fundamenta su responsabilidad: A la larga sólo es constante la persona que confía en su capacidad y actitud.
5. La Creatividad: La creatividad surge en un  contexto de confianza en mis propias capacidades y originalidad.
6. Las Habilidades Sociales: En la medida que el niño tenga sentimientos de valía personal mejorarán sus relaciones con los demás y realizará mejores elecciones de compañeros.
¿Cómo podemos saber que nuestr@ hij@ tiene problemas de autoestima?
1. Poca tolerancia a la frustración.
2. Se aisla.
3. Compite de manera agresiva.
4. Pregunta constantemente: ¿tu que opinas? ¿cuál escoges?
5. Excesivamente preocupado o quejica.
6. Rehuye de las actividades intelectuales o deportivas.
7. Poca tolerancia a la frustración.
¿Cómo podemos potenciar una autoestima sana desde casa?
1. Escúchale cuando quiera contarte un problema, es cierto que para nosotros el que pierdan un objeto, o haya discutido con un amigo le restamos importancia, pero para el pequeño es importante sentir que lo que nos dices tiene valor.
2. Recuérdale lo mucho que le quieres. Nosotros adoramos a los pequeños, pero ellos necesitan escucharlo a menudo.
3. Delegar una tarea, poniendo el énfasis en su capacidad para poder hacerlo.
4. Encontrar espacios para disfrutar del ocio juntos.
5. No compararle con otras personas.
Si te gusto comparte, dame un g+ y comenta.
Gracias por tu tiempo.
Nos vemos en la red.

El estrés infantil, una realidad.

Hola querid@
lector/a esta entrada vamos a dedicarla a dos ámbitos fundamentales en nuestra
sociedad, y en los que la psicología está ganando campo
gracias a las diversas investigaciones que se están realizando, en primer lugar
la #relajación
y en segundo lugar, la #infancia.

Psicología Infantil
Psicología Infantil

Creo que la mayoría
coincidimos en que el ritmo de vida que desarrollamos en la actualidad es
frenético, los días «deberían» tener más horas (de ser así los
querríamos de 26 horas, sabemos bien como ocuparnos jaja). El motor que dirige
nuestros día a día deriva de las prisas por: » hacer la tarea…terminar
de…tengo que ir a….». Frases que envuelven una exigencia diaria, que a
veces no nos permite mirar dentro de nosotros, y sin querer nos vamos
«desincronizando». Por eso es aún más importante introducir en este
estilo de vida la practicar la relajación, mindfulness, un espacio
par ti, para divertirte 🙂 Terapéutico y recomendable al 300% .

Este es uno de los
motivos principales por los que la depresión y la ansiedad están a la
«orden del día». Llegados a este punto, sino puedes con el enemigo,
alíate a él pero poniendo límites y encontrando espacios par ti , tu familia y
amigos, para garantizarte una Calidad de Vida.
Todo esto nos
influye a los adultos, pero ¿cómo influye a los más pequeños de la casa?
Es importante valorar
que ellos se encuentran en su desarrollo cognitivo, emocional, físico y social.
Muchas de las herramientas que nosotros tenemos ellos aún no los han
desarrollado, entre otras cosas porque aún no son lo suficientemente maduros
para desarrollar dichas técnicas o habilidades. Incluso la manera de manifestar
su estrés
es muy diferente de la forma que lo hacemos los adultos.
¿Cómo sé si mi hijo/a está estresado/a?
Es muy común
confundir los síntomas del estrés en la infancia con el mal
comportamiento. Por ejemplo, si su hijo/a teme ir al colegio, muestra una
actitud negativa, o bien comienza con dolores en zonas como cabeza, tripa…y
se reitera en el tiempo. Las rabietas pueden estar ocasionadas por el estrés
y como los niños/as no pueden verbalizarlo, entre otras cosas porque no saben
que les pasa, «estallan» bajo rabietas.
Todo esto genera
una atmósfera negativa en casa, porque es lógico pensar que el mal
comportamiento hay que corregirlo, y por tanto castigarlo. Pero es importante
ver si detrás hay un agente estresante porque la manera de
tratarlo es diferente.
Los estresores más
comunes son: notas, colegio, familia y compañeros (habladurías, normas…)
¿Qué podemos hacer para ayudar a
nuestros/as hijos/as?
Estamos en un
momento clave para ayudar a nuestr@s hij@s a sobrellevar el estrés de manera
que no les afecte a su salud cuando sean adultos o incluso en la propia
infancia y adolescencia.
Ellos llevan una
vida más estresada, son víctimas del ritmo frenético y acelerado de los
adultos. Personalmente me sorprendo en consulta cuando los padres y a sus
hijos, describen la carga de trabajo que deriva de los colegios, llegando a
dedicar de dos a tres horas diarias en casa a las tareas escolares, a esto
añadimos las actividades extra-escolares…, Lo que nos plantea la siguiente
cuestión «¿qué tiempo puede dedicar mi hijo al juego?».
No nos olvidemos de
que esto es fundamental en su desarrollo, al igual que deben alimentarse bien
en esta etapa, el juego es fundamental para su desarrollo psico-motor,
intelectual, afectivo y social.
Psicologia Infantil
Psicología Infantil
Si te ha servido este post dame un g+, comparte y comenta.
Muchas gracias por tu tiempo. Nos vemos en la red.

Detecta la depresión en tus hij@s


Hola querid@ lector/a esta entrada vamos a dedicarla a uno de los trastornos afectivos que están más presentes en la actualidad, la depresión.

Hay bastante literatura sobre si la depresión se da en la infancia y juventud, se descartaba, entre otras cosas, por la falta de madurez, dando por entendido que no se podía presentar dicho problema.
Tras varios años de estudios se ha llegado a la conclusión que dicho trastorno si está presente y comparte algunos criterios para el diagnóstico de depresión en adultos, salvando algunas diferencias, debido a los diferentes momentos evolutivos.

¿Cuáles son los motivos de consulta que pueden enmascarar una depresión infantil?

En la mayoría de los casos, cuando un adulto acude al servicio de psicología o psiquiatría tiene más facilidad para verbalizar los síntomas; cuando empezaron, frecuencia, a qué lo atribuye…Cuando presentan una depresión, muchas personas la reconocen o intuyen que ese es su problema porque reconocen una serie de síntomas tales como: tristeza, llanto, apatía, ideas autolíticas…

En cambio en la infancia y adolescencia la tristeza puede ser sustituida por la irritabilidad. A continuación ponemos los motivos de consulta más comunes que pueden enmascarar una depresión.

1. Cambios de humor distintos y duraderos:

Los padres suelen detectar un cambio importante en el estado de ánimo y conductual de su hij@.  Observan que se encuentra infeliz, llora mucho o reacciona con mucho enfado y rabia ante provocaciones mínimas.

Es importante diferenciar los cambios de humor, si son mayores de dos días, es muy diferente a un estado de tristeza ocasional o de irritabilidad que pueda ser consecuencia de un cambio o una pérdida.

2. Problemas escolares

El bajo rendimiento académico, problemas de absentismo y el fracaso escolar es una triada muy común en la depresión infato-juvenil. Aunque en ocasiones el deterioro académico se da antes del desarrollo de la sintomatología propia.

Suele disminuir el interés por el progreso académico, dificultad para concentrarse, prestar atención en clase, hacer deberes, pérdida de motivación y energía. Algunos se sienten tan alterados que abandonan la esperanza de alcanzar cualquier éxito académico y pueden dejar de asistir a la escuela.

La depresión es el diagnóstico más común en los alumnos que no quieren asistir a clase.

3. Conflictos familiares

La irritabilidad que presenta el joven puede potenciar interacciones insatisfactorias con sus padres y/o herman@s.
Los problemas pueden aparecer porque ha disminuido el rendimiento académico, los padres se preocupan, alarman, enfadan causando un empeoramiento en dicho área. 

Incluso hay conflictos con los roles porque debido a la depresión el joven no puede hacerse cargo de las funciones previamente asignadas.

Por otro lado, en particular los adolescentes, en su búsqueda por enfrentar su creciente disforia suelen pasar más tiempo en grupos de amigo, no realizan las tareas escolares, experimentan con su sexualidad, consumen drogas…

4. Crisis suicidas

En este caso nos referimos a los adolescentes. No es raro que el motivo de consulta sea por una crisis suicida. 

Dicha crisis puede estar relacionada de manera directa o indirecta con la expresión de pensamientos o ideas suicidas, o de una forma de comportamiento autolesiva que oscila desde la autolesión no suicidad (rasguños superficiales…) hasta atentados graves contra su vida, acompaña del deseo expreso de morir.

No todos los jóvenes con crisis suicidas presentan trastornos del estado de ánimo.

5. Incremento de abuso de sustancias

Como hemos referido en el apartado 3, en un intento por enfrentar su creciente disforia intoxicándose con sustancias.

Por ejemplo, el consumo de la marihuana es común en adolescentes deprimidos, cuando los padres lo descubren suelen 
acudir a la consulta.

El hecho de tomar marihuana no implica que haya una depresión, ni tod@s l@s adolescentes deprimid@s la consumen.


6. Sintomatología somática.

Acuden a consulta por síntomas somáticos (dolor de cabeza, fatiga crónica…). La depresión puede ser un estado comórbido con otra enfermedad (diabetes mellitis) y tratamientos médicos (anticomical).

Es importante descartarlo para diferenciar la presencia dichas complicaciones, y así diferenciar la patología real de la depresión.

La depresión es una enfermedad grave, es muy importante prevenir y atenderla a tiempo porque el pronóstico es más favorable. 

Espero que estas indicaciones te faciliten la detección de una posible depresión y así ayudar a esa persona a que consulte  con un especialista.

Si te ha gustado el artículo dame un g+, comenta y comparte.
Muchas gracias por vuestra atención.Nos vemos en la red.

Bibliografía:

Shaffer, D. & Waslick, Bruce (2003). «Las múltiples caras de la depresión en niños y adolescentes». Ars Medica

Entrena tu Cerebro


Hola querid@ lector/a esta entrada voy a dedicarla a la importancia del desarrollo emocional en la infancia.

Hoy día los niños/as viven sometidos a la estresante vida de los adultos, acuden al colegio, tienen varias actividades extra-escolares, llegan a casa hacen deberes, y cuando terminan es la hora de dormir que hay que madrugar para comenzar un nuevo día.

Dentro del caos al que sometemos a los pequeños (no se sienta culpable si es padre y se ve reflejado, esto es inherente a los tiempos en los que estamos viviendo) podemos ayudarles con estrategias de la inteligencia emocional, para que puedan gestionar su estrés desde pequeño. En muchas ocasiones una rabieta o una mala contestación deriva de un sentimiento de frustración o de agotamiento psicológico, que los niños no pueden gestionar, porque ni ellos mismos saben qué les pasa (incluso a muchos adultos también lesocurre).

Ante la necesidad que se presenta hemos creado un taller que se llama «Entrena tu cerebro«. El órgano supremo, que rige todo nuestro ser. En nuestra sociedad se potencia la parte intelectual del desarrollo infantil, por tanto el trabajo de la parte emocional es un complemento ideal para ayudar a los niños a sentirse más felices y con mayor confianza en sí mismos. Como bien sabes, el futuro son los peques y una buena base de inteligencia emocional garantizará su éxito en la vida.

El taller se divide en tres temáticas, la primera está destina al conocimiento de las emociones, conocer sus funciones, cómo pueden potenciar un estado de ánimo más alegre y gestionar su ira.

En segundo lugar, se enseñan técnicas de respiración, relajación y meditación que van a fomentar su concentración, atención, memoria y potenciar su sentimiento de bienestar.

Por último se trabajan las habilidades sociales, el conocimiento de las normas de la sociedad, cómo actuar ante la crítica o cómo comunicarse de una manera asertiva, desde el respeto propio y el del otro, son algunos de los temas que se tratan en el taller.

El viernes pasado comenzamos con el grupo de los más pequeños (5-6 años) salieron encantados con todas las herramientas disfrazadas de juego, que se llevaron a casa para compartir con sus padres.

Personalmente me lo pasé muy bien, siempre me ayudan a conectar con mi niña interior. 

Trabajar con aspectos de la salud tan importantes como las emociones y su gestión supone crear un factor de protección para evitar problemas de estrés, ansiedad o depresión, así como los problemas físicos que derivan de estos mismo como las alergias, el asma, la psoriasis etc.

Una persona con una mochila llena de recursos vivirá con mayor optimismo, pensará en resultados para obtener sus soluciones, se sentirá empoderada y capacitada para conseguir sus objetivos, será una persona confiada y a la vez empática, tolerante y con capacidad de escuchar de forma activa, de manera que contará con un buen soporte social.

Muchas gracias por vuestra atención, comenta, g+ o comparte, si te gustó la información.

Los miedos en la infancia

Hola querid@ lector/a, esta entrada vamos a dedicarla a comprender el mundo infantil, en particular los miedos.

El miedo forma parte del propio desarrollo psíquico y emocional del niñ@, se trata de un fenómeno universal y que está presente en todas las culturas. Por tanto, tod@s l@s niñ@s tienen miedo y eso no supone un problema, sino lo contrario.
El miedo es una de las emociones básicas (junto con la alegría, la tristeza o el enfado) y su función, ancestral, es ayudarnos a sobrevivir y a adaptarnos al medio, es decir, nos ayuda a crear nuevos recursos y a potenciar los existentes. Como ves es fundamental que esté en nuestra vida, y fruto de la maduración cognitiva los miedos están presentes a lo largo de nuestro desarrollo.
La mayoría de los autores prefieren hablar de «miedos infantiles» en vez de fobia que engloba un componente de ansiedad desadaptativo. A continuación vamos a explicar las características de los miedos evolutivos según Morris y Kratochwill (1983):
1) Se trata de un fenómeno evolutivo, hasta tal punto, que la presencia de miedo debe considerarse como una parte integral del desarrollo psicológico normal. Lo anómalo sería la ausencia de dicha emoción.
2) La mayoría de los miedos son de carácter transitorios: aparecen en niños con edades muy similares
y no suele interferir en el funcionamiento psicológico.
3) La experiencia de esos miedos permite el desarrollo de nuevas habilidades y potenciar las existentes para poder adaptarse al medio.
4) La dimensión cognitiva es muy importante, pues es el propio niñ@ el que recibe estímulos interno o externos que interpreta como amenazantes.
En estos casos se recomienda escuchar al niño, y comprenderle desde el cariño, potenciando su independencia, para que poco a poco descubra que estos estímulos no son amenazantes.
Hay ocasiones en las que los miedos tornan a un tono más preocupante porque interfiere con el bienestar y la calidad de vida del pequeño y la familia, en ese caso es muy aconsejable poder hablar con un profesional de la psicología. A continuación describimos algunos signos de «alarma»:
1) Desproporcionado en relación al peligro de la situación.
2) Irracional.
3) Es de carácter involuntario.
4) Evita la situación temida.
5) Su respuesta no corresponde a la edad, es desproporcionada.
Y los criterios más importantes:
6) Duración de dos años.
7) Miedo tan intenso que interfiere en el desarrollo de las actividades cotidianas del niñ@, su rutina.
8) Sufrimiento por parte del niñ@ y la familia.
Orientaciones en caso de miedo
1) Acompañe en este proceso evolutivo a su hij@ desde la tranquilidad. Tu eres el mejor modelo, tu paciencia le enseña a enfrentar la situación desde la templanza.
2) No fuerce al niñ@ a interaccionar con aquello que teme o a realizar una determinada conducta que le asusta. Respete sus tiempos. Está descubriendo el mundo.
3) Evite ridiculizar al niñ@ por sus miedos. El temor es algo normal, necesita que su adulto de referencia lo acepte para integrar mejor ese miedo y solucionarlo.
4) Evite que el pequeño vea películas de miedo.
5) Busque un objeto de «tránsito», un juguete o un peluche le que acompañe y con el que se sienta reconfortado.
L@s niñ@s nos ayudan a comprender que el mundo es nuevo, que es cambiante, cuando llegamos a la edad adulta, a veces, pensamos que ya está «todo hecho». El mundo se mueve y nosotros con él.
Muchas gracias por leer el artículo, si te ha gustado comparte, comenta y dame un g+.
Nos vemos en la red.

Quieres ayudar a tu hij@ a que se relaje, se concentre, potenciar sus habilidades sociales? Entonces te esperamos el viernes 20 de febrero en el centro Philes Fisioterapia​ de 17:00 a 18:00 en la sesión informativa del taller de inteligencia emocional, os adjunto la información, para cualquier aclaración estoy a vuestra disposición. Patricia María, psicóloga.