Entradas

¿Para qué sirve la Ansiedad?

Hola compañer@s Bienvenidos a vuestro Blog de Psicología y Bienestar Emocional.

Hoy iniciamos un nuevo proyecto en youtube que consiste en una serie de vídeos donde vamos a dar voz a uno de los problemas que más afecta a nuestra sociedad, la ANSIEDAD. El propósito es ayudar a la gente que padezca este problema o a los amigo y allegados de alguien afectado.

Es muy común que cuando tenemos una dolencia o una duda médica nos vayamos al Dr. Google, (lugar donde reside un sin fin de información). Nosotros vamos a ser tu GOOGLE para que encuentres respuesta a todas las dudas que te plantea tu ANSIEDAD.

A lo largo de los vídeos vamos a dar información muy valiosa para que la gente pueda comprenderse mejor, entender por qué tiene ansiedad, en qué consiste la ansiedad o por qué le duele la cabeza o tiene nauseas cuando tengo ansiedad.

Vamos a dar voz a la gente con este problema tan grave y tan incapacitante (según el caso). Nos encantaría contar con vuestro apoyo y que nos ayudéis a responder vuestras dudas. 

A continuación os dejo con la primera entrada de esta serie que trata sobre la ANSIEDAD con el link directo al video por si prefieres verlo. Un fuerte abrazo y si gusta y te ayuda COMPARTEEEEEEE!!!! y dame likes para motivarme (jajaja)

¿Para qué sirve la ANSIEDAD?


Los seres humanos tenemos un cerebro incansable, sí eso es, está procesando información todo el rato, incluso cuando está durmiendo.
El cerebro está tomando decisiones constantemente: cómo me visto, donde me voy de vacaciones, qué ruta cojo para el trabajo, qué le digo al chico que me gusta, qué le contesto a la «borde del trabajo» (si también piensa en como dar una buena contestación de vez en cuando ☺). En la toma de decisiones es vital nuestro Registro emocional (toma palabreja)
¿Qué es el registro emocional?

Pues simplemente es ¿cómo me siento?, ¿qué noto en mi cuerpo cuando estoy con mi pareja, con mi amiga o con mi archi-enemigo?.
Pero Ojo no te dejes engañar, no es tan fácil como parece, ser conscientes de lo que sentimos y qué nos hace sentir de esa forma es un proceso automático. Nuestra emociones ( miedo, amor, susto, sorpresa, asco, ANSIEDAD...) son hormonas y sustancias químicas que el cerebro va liberando y nosotros no tenemos control sobre lo que sentimos, pero sí sobre nuestro comportamiento y qué hacer con esa emoción.
Cocinando emociones

Imagínate que dentro de nuestra cabeza tenemos una olla donde se cocinan nuestras emociones. A lo largo del día, en función de cómo nos sintamos el fuego que calienta la olla puede subir o bajar, pero lo normal es ir consiguiendo un equilibrio. 
Pero…verás a veces las personas nos sentimos muy mal: angustia, cansancio, pereza, bajón….(el fuego sube), en muchas ocasiones ocurre porque no sabemos gestionar los problemas de nuestra rutina, o no estamos contentos con la forma de resolver, otras veces suceden circunstancias que escapan a nuestro control (como una enfermedad, pérdida de empleo, cambio de casa…) y en otras ocasiones estamos muy emocionados con un evento como la boda, un cumpleaños, nuestra primera entrevista y también estamos «atacados de los nervios». Como ves la ansiedad no diferencia entre situaciones agradables o desagradables, simplemente está ahí recordándonos nuestros inseguridades y nuestros miedos, pero también movilizando los recursos necesarios para salir exitosos.

Digamos que hasta aquí hablaríamos de situaciones de ansiedad normal.

¿Qué pasa cuando el fuego de la olla es intenso y yo no atiendo lo que se está «cociendo»? 

Veréis compañer@s suelen pasar varias cosas:

– Me doy cuenta y atiendo cómo me siento, es decir tomo conciencia de mi dificultad y me encargo de resolverla.
– No valoro qué me sienta mal, simplemente no tengo tiempo para mí y menos para atender como me siento. Normalizando una situación que es a la larga patológica y que va en contra de mi BIENESTAR EMOCIONL 
La segunda opción suele ser la más elegida, eso sí, inconscientemente. Pues aquí lo que haremos será coger una tapa para cerrar la olla y así ni vemos, ni sentimos lo que nos pasa. Esto es muy reforzarte porque tenemos una sensación de control, pero es muy FALSA. Imagino que ya sabes como sigue la historia…a la larga lo que no atiendes «tarde o temprano reaparece» (como dice Rozalén en su canción)
¿Y quien está detrás este mecanismo tan malévolo??
Pues la ANSIEDAD. Esta forma de posponer los asuntos pendientes estaría bien si luego vamos a acercarnos a nuestro interior, observar y hacernos cargo de nuestro estado emocional, pero las emociones son complejas y a veces duelen por lo que preferimos permanecer en un estado de «anestesia» y nos llegamos a creer que estamos bien. Pero recuerda que la olla sigue cociendo y además está cerrada. Se está creando el ambiente ideal para desarrollar un trastorno de ansiedad y/o afectivo. Recuerda que somos un recipiente lleno de emoción, negar esa naturaleza nos hará enfermar.
La ANSIEDAD ha querido ayudarte a sobrellevar situaciones pero te has olvidado de atenderte a ti, LO MÁS IMPORTANTE. Ahora la Ansiedad de tanto soportar y aguantar se ha desconfigurado y se ha vuelto un poco «loca». Nuestro sistema de alarma se ha quedado bloqueado en modo «encendido» lo que significa que nuestro cerebro está mandando señales de alerta y amenaza a todos los órganos de nuestro cuerpo para que puedan luchar o huir. Para conseguir esto el cerebro libera sustancias químicas y libera hormonas constantemente llegando a provocar crisis de ansiedad, nauseas, vómitos, dolor de cabeza, cansancio, fatiga, dolores musculares, visión borrosa… (cada persona lo siente de diferentes forma).

La ANSIEDAD te EMPODERA


Vamos a darle la vuelta a la tortilla. Los Trastornos de Ansiedad son terribles, angustiosos y nos quitan calidad de vida, hasta aquí estamos de acuerdo. Ahora vamos a darle un sentido, hazte la siguiente pregunta: ¿Para qué ha llegado a mi vida?, ¿qué asunto o situación necesito resolver para sentirme bien? ¿me cuesta poner límites? ¿cómo me siento con mi familia, pareja y amigos? …

La ANSIEDAD tiene un mensaje muy importante para ti: Hazte caso, dedícate tiempo, eres la persona más importante del mundo para ti mism@ (aquí las madres y los padres suelen decirme que sus hijos son lo más importante, pues bien enfócate en darle a tus hijos un ejemplo de amor propio, valórate como quieres que ellos se valoren en un futuro, ese es el mejor de los regalos)

Muchísimas gracias por leer el post espero que te haya gustado y ayudado, si es así por favor dale un like, comparte y comenta. Nos vemos en la red amig@s