Entradas

Psicoterapia con niños

Hola querid@ lector en esta entrada vamos a explicar en qué consiste una psicoterapia infantil. Muchas personas tienen muchas incógnitas, empezando por los síntomas o signos de alerta para llevar a su pequeño al psicólogo y cómo decirles que les van a llevar la «consulta de un médico pero que no es un médico».

Comprendo la confusión y como no hay necesidad de complicar las cosas, qué mejor que hacer un post claro y sencillo sobre cuestiones tan básicas, puesto que los psicólogos somos profesionales de la salud es muy importante conocer la función y desvelar las dudas.
¿Que es la Psicología Infantil?
La Psicología infantil es el estudio del comportamiento de los niños y los adolescentes. Gracias al avance de esta ciencia hoy día disponemos de estudios basados en el método científico (si, si, igual que el de los médicos cuando prueban un tratamiento o estudian una patología ;)) sobre los que apoyamos el diagnóstico y el tratamiento de cada niño/adolescente y familia.
¿En qué consiste una Psicoterapia Infantil?
En primer lugar el psicólogo realizará una evaluación para conocer al pacientito o pacientazo si ya tiene 17 años (jeje). En la evaluación se realiza una entrevista, se observa la conducta y se le administra unos cuestionarios psicométricos (este adjetivo es importante para que sepas que los cuestionarios pasan rigurosos estudios científicos y la psicometría hace que hoy día sea posible contar con instrumentos objetivos fiables y válidos).
La evaluación se realiza a los padres, al hijo y quizá alguna sesión en familia. Una vez finalizada esta fase, el psicólogo procederá a realizar la «Entrevista de Devolución de Información». En esa sesión los padres van a comprender el comportamiento de su hijo, las líneas de tratamiento y el tiempo estimado.
A lo largo del tratamiento se trabaja mucho con los padres, esto es un dato muy importante. Algunos padres traen al pequeño a consulta como «portador del problema», es decir «el mal comportamiento es de él». La familia es un sistema, cada miembro somos piezas de un mismo engranaje, por tanto lo que le ocurra a uno le afectará al otro. Es necesario arreglar y calibrar ciertas partes del engranaje para que pueda volver a rodar con fluidez.
En la Psicoterapia no se busca culpables, queremos comprender el origen y los factores que influyen en el comportamiento desadaptativo para poder generar los cambios deseados, muchas veces actuamos mal por puro desconocimiento y no por maldad. Esto me parece muy importante porque muchos papás llegan con un sentimiento de culpabilidad muy grande, que incluso a veces hace que dejen de poner limites a sus hijos. Los límites son la clave para la homeostasis del pequeño y del adolescente. Entendiendo limite como un acto de amor.

¿Cuándo debo llevar al psicólogo a mi hij@?
Esta cuestión es muy importante, ten en cuenta que cuanto antes cojamos la dificultad o el problema antes se podrá generar el cambio para que puede volver a sentirse bien el niñ@.
L@s niñ@s y adolescentes son un mundo, para concretar mejor los signos de alarmas voy a diferenciarlos en dos grupos.
Signos de alarma en la infancia
– Las rabietas incontroladas, es decir, se repite en cualquier situación y cada vez más veces en el mismo día, de manera que se ha visto obligado a limitar las salidas al parque o incluso dar un paseo en familia. Tras una rabieta puede haber desde un problema depresivo, ansiedad, impulsos hasta algo que sólo se mantiene por factores externos (mala gestión de recompensas y castigos). 
– Miedos no evolutivos que generan mucha angustia al pequeño limitándole en su vida cotidiana.
– Acoso escolar. Tanto si se trata de la víctima como del agresor.
– Divorcio y separación. Siempre es muy aconsejable pedir orientación antes de comenzar el proceso de separación.
– Dificultad para integrarse en el colegio.
– Adicción a los videojuegos.
– Enfermedad grave en el pequeño o en algún familiar cercano.
Signos de alarma en la adolescencia.
–  Sentimientos de inferioridad y problemas para relacionarse con su grupo.
– Ansiedad extrema ante exámenes.
– Cambio de conducta radical, introversión inexplicable.
– Drogas
– Adicción videojuegos
– Relaciones «amorosas» con violencia de género.
– Orientación vocacional.
– Lloro descontrolado, cambio de peso brusco y verbalización de acciones para hacerse daño.
– Cambios de peso brusco y preocupación por lo que come.
En resumen, cualquier tipo de conducta que sugiera un malestar emocional para el niño o adolescente, haya trastocado su rutina diaria, se de con mucha frecuencia y cada vez con menor tiempo entre intervalos y por último la intensidad desproporcionada.
Espero que te haya servido como una pequeña orientación, contacta conmigo para aclarar cualquier duda. Si te ha gustado dame un g+, comparte y comenta.
Gracias por tu tiempo, nos vemos en la red.

PSICOLOGÍA INFANTIL: PAUTAS PARA MANEJAR LOS CELOS INFANTILES

 

Hola querido lector. Continuamos publicando nuestros vídeos de PSICOLOGÍA
INFANTIL: «Comprendiendo el mundo INFANTIL». En este vídeo les
daremos pautas generales para manejar las conductas de nuestros hijos cuando manifiestan sus CELOS.

 Hemos hablado en anteriores post que los CELOS forman parte del propio
desarrollo psíquico del niño. Todos los seres humanos necesitamos enfrentarnos
a las situaciones de cambio, cuando somos «peques» los CELOS son
una de esas circunstancias que nos causan un estrés y tal como hacemos en la
vida adulta, cuando somos niños movilizamos nuestros recursos para enfrentarnos
al motivo de estrés. En este caso, como ya se ha comentado en el vídeo en que
explico ¿qué son los CELOS?, su miedo es perder el amor de sus padres, que suelen ser las principales figuras de apego, y
posiblemente el de alguna persona que es también muy importante en el desarrollo del niño en ese momento. De esta forma,
los chicos enfrentan la situación mostrándose tristes, enfadados, incluso más
activos de lo normal.

Los padres tenemos una responsabilidad muy grande, y esta situación puede
poner a prueba “nuestros nervios”. Siempre aconsejo a los padres que desde el
entendimiento y la empatía podemos ayudar mejor a los niños, al fin y al cabo, todos
hemos sido pequeños.

Esta circunstancia dará la oportunidad al niño de gestionar su propio estrés
y a los padres también, pues lejos de quedarnos en la simple frase “está celoso”
debemos actuar. Los adultos somos quien debemos mantener la “homeostasis” del
niño
, guiarle y marcarle con mucho amor y disciplina los límites, para que
aprenda qué estrategias le dan un buen resultado y cuales debe desechar.

Queridos padres sobre todo quiero que alivien su sentimiento de culpa, a
veces sin querer podemos influir con nuestro comportamiento, pero en otras
ocasiones es el propio niño quien lo vive de esta forma, aunque vosotros
mantengáis la simetría entre las relaciones de vuestros hijos.

Un buena línea de
intervención debe ser planeada y seguida por los integrantes de la familia, y
demás personas que son importantes en la educación de nuestros hijos, por
ejemplo abuelos, tíos etc.

Lo primero es conocer el
origen, en este vídeo les explico las causas más comunes en los CELOS INFANTILES, en cual explico y ayudo a diferenciar si se trata de una situación
externa (llegada de un hermano), o bien que forma parte del propio temperamento
del niño.

Siempre aconsejo a los
padres que cualquier tipo de conducta que sea muy intensa, que interfiera con
el desarrollo de la vida cotidiana de los padres y del hijo, que sea
desproporcionada para su edad y genere angustia es motivo de consulta con un
profesional de PSICOLOGÍA INFANTIL.

Por lo general podríamos
resumir las líneas de intervención en los siguientes puntos:

1. Prevención: Es el medio más sencillo,
natural y eficaz de evitar la reacción celosa.

2. Fortalecer la
autoconfianza
del niño, así como el sentimiento de seguridad
personal evitando hábitos de comparar afectos, pertenencias, capacidades. En este caso es muy importante que los padres le reforcéis con abrazos y palabras de cariño. Les contaré un secreto el premio que más refuerza a un hijo es el propio cariño de sus padres y no los cromos de la liga de fútbol o unas zapatillas nike.

3.
Educación de la afectividad
basada en la cooperación, la
confianza en los demás, el altruismo y en una visión positiva de las relaciones
humanas y ofreciendo modelos familiares consecuentes. Esto
hacemos cuando les enseñamos a prestar sus cosas, a colaborar en cualquier
pequeño arreglo que hay que realizar en la casa, a responsabilizarse
y cumplir con el encargo que se le ha hecho y del que probablemente depende el bienestar de los que le rodean.
4. Modificación de
conducta:
reforzando conductas positivas e incompatibles con la
reacción de celos e ignorando las inadecuadas.

5. Reatribución
cognitiva:
Ayudar a discriminar y comprender las verdaderas
causas de los problemas y de los éxitos, de los afectos y las reprimendas. Esto
se consigue con técnicas específicas pero también a través del diálogo razonado
y de la coherencia de nuestras actuaciones

 Al final el objetivo es que nuestros hijos sean felices en su infancia, se enfrenten a sus angustias y generen buenas herramientas, para así ser un adulto crítico, inteligente, solidarios y sobre todo sano. En resumen y como se denomina comúnmente «tener la cabeza amueblada».

Este vídeo es muy importante porque os dará pautas muy generales sobre cómo
debemos actuar en esta situación, diferentes a las que os he comentado ahora en
el post. Para poder concretar más también he realizado vídeos para dar una
orientación más específica en los siguientes casos estos casos:

                                   1. Preparar al hermano mayor para la llegada del benjamín.


 Les aconsejo que no se pierdan las siguientes tres entradas porque
ampliaré la información de los vídeos.

Les dejo material para ampliar la información:

http://ficus.pntic.mec.es/spea0011/ptsc/fyc.htm

http://www.clinicajuandeborbon.com/CELOS%20INFANTILES.pdf

http://www.priegodecordoba.es/sites/default/files/PE_Ninos_celos_infantiles.pdf

 

Muchas gracias por su atención, si le ha gustado le invito a que se suscriba
a mi blog.

También pueden encontrarme en Facebook, Twitter y mis canales en youtube.

Nos vemos en la red

 

https://www.youtube.com/watch?v=_2mMPFCq9YIhttps://twitter.com/Psicotrycia

Psicología Infantil: ¿Tienen celos tus hijos?

Querido lector. Todos los padres saben que los celos entre hermanos es algo muy natural.

 
Hoy día todavía parece que existe un tabú respecto al tema de los celos infantiles, la realidad es que en las consultas muchas veces los padres lo niegan. Por norma general, siempre hay celos y como algo tan natural debemos darle cabida en la relación que los hermanos mantienen entre ellos.
 
Lo más importante es ponernos en el lugar de nuestros hijos, para entender que este sentimiento es una respuesta muy natural a los cambios que se enfrentan, como es por ejemplo: la llegada de un hermano/a,  un/a hermano/a que es mejor que otro académicamente…
 
Los celos también los sufren los pequeños hacia los mayores y el mediano. Como puede comprobar y tal como muestra la Psicología infantil hablamos de un acto cotidiano, y como tal debe ser valorado y observado por los padres.
 
Les dejamos con este vídeo que les ayudará a detectar cómo manifiestan nuestros hijos los celos.
 
Comenten y valoren el vídeo con sus sugerencias.
Gracias por su atención y nos vemos en la red.

 

Psicología Infantil: ¿Qué son los celos?

Querido lector, le quiero hacer entrega del primer video de apoyo visual para ayudar a los padres.

Desde Psicotrycia hemos creado diferentes canales en YouTube con temáticas actuales, entre ellos el que le presentamos hoy, dedicado a la Psicología Infantil con el objetivo de ofrecer un soporte y herramientas online gratuitas para ayudarles en la tarea más bonita del mundo, cuidar a nuestros hijos, aunque bien sabemos que a veces puede ser la más difícil.

En este primer vídeo desvelamos qué son los celos y cómo los viven nuestros hijos. Deseo ayudarles a comprender el mundo infantil, porque así entramos en contacto con el propio niño que hay en nosotros y que en su día ya  fuimos, pues desde el propio entendimiento nacen herramientas más potentes.

Aquí hay más herramientas de las que se podrán beneficiar. Espero que les guste.

Gracias por su atención

Nos vemos en la red