Entradas

¿Qué relación hay entre la falta de aire y la ansiedad?

¿Qué relación hay entre la Ansiedad y la Falta de Aire?

En este post vamos a despejar dudas que te van a ayudar a sentirte mejor. Vamos!
Abrimos el post respondiendo a una pregunta muy frecuente y que esconde una angustia muy importante en la persona.

 

¿Realmente me falta el aire cuando sufro una crisis de ansiedad?
Es una de las preguntas «top ten», es lógico porque el ser humano es curioso pero a la vez nos da miedo conocer la verdad. La respuesta es NO. No te falta el aire es una sensación subjetiva (muy angustiosa),
¿Por qué tengo esa sensación de falta de aire?
Cuando se sufre ansiedad nuestro cerebro está un poco despistado, mejor dicho muy despistado…bueno está muy confundido. Este órgano tan imponente se encarga de nuestra supervivencia y va a movilizar todos nuestros recursos internos para resolver la incertidumbre o la amenaza, por eso sudamos, el corazón late más deprisa y/o focalizamos la atención en los estímulos relevantes para mantenernos a salvo.
Nos está preparando para salir corriendo o luchar y eso requiere de un gasto energético, de sustancias químicas y de hormonas importante.
Pero cuando tengo un problema de ansiedad, quiere decir, que cuando la amenaza ha desaparecido mi cerebro no opina igual y deja el sistema alarma encendido. Por eso te sientes tan tenso, nervioso, puede que incluso te asustes con facilidad…vamos que incluso estar relajado es algo que te asusta por si pasa algo o pierdes el control de alguna situación.
¿Y qué tiene que ver esto con mi respiración?
TODO. Nuestra respiración refleja nuestro estado emocional, como lo LEES.
¿No me crees?
Perfecto, prueba y experimenta! Eso es lo más importante. Vamos a jugar a observar cómo cambia nuestra respiración a lo largo del día, y qué relación tiene con mis sentimientos.
Es una forma muy bonita de re-conectar la mente y el alma.
¿Por qué tengo esa sensación de falta de aire?
Verás querido lector cuando respiramos y nos sentimos “relativamente normales” quiere decir que hay un equilibrio entre el oxígeno que inspiro y el dióxido de carbono (CO2) que expiro.
Resultado de imagen de respirarCuando tengo ansiedad mi corazón late más deprisa, sudo y mi respiración se vuelve agitada y entrecortada. Tengo una respiración superficial, realizo varias inspiraciones pero cortas y el aire se queda solo en el pecho. Por tanto no tengo una falta de oxígeno sino de CO2. Pero tu tienes la sensación de que algo va mal en la respiración y tu mente dice: Aquí falta aire! Terror! Coge más aire! Vamos tu vida está en peligro!
Pero tu cuerpo que es muy sabio trabajará para restaurar ese desequilibrio y lo va a hacer con síntomas muy desagradables como mareos, palidez, inestabilidad, hormigueo o entumecimiento de extremidades.
¿Y por qué hace eso el cuerpo, no ve que yo me asusto más?
Verás hay una relación directa entre el nivel de CO2 en los pulmones y en la sangre. Cuando el nivel de CO2 en sangre disminuye el cerebro ordena reducir el impulso de respirar. La sobrerrespiración muy intensa puede generar APNEA (detención total de la respiración) que no es perjudicial y tiene por objetivo retornar la respiración al estado normal. Además provocará otros síntomas desagradables, por ejemplo; la sangre se alcaliniza se estrecharán ciertos vasos sanguíneos, lo que hace que llegue menos oxigeno a algunos tejidos. Todo esto provocara síntomas como: taquicardia, mareo, hormigueo, debilidad en piernas, visión borrosa etc…, Efectivamente, esos síntomas los interpretamos erróneamente (lógico porque nunca antes habías visto este maravilloso video ?). Si me mareo creo que me falta aún más aire ¿cierto?
Pero fíjate tu estás hiperventilando (sobreactivando tu organismo) y el organismo te responde con síntomas que te obligarán a parar para que dejes de respirar así. Y el pueda restaurar el equilibrio.
La gran angustia que acompaña este síntoma facilita que se de una crisis de ansiedad. Toda crisis de angustia cesa porque tu organismo trabaja para restaurar el equilibrio. Lo que pasa es que que el proceso es muy duro. (ya podrían haber inventado otra forma).
¿Qué puedo hacer cuando tenga esta sensación?
Pues ya acabas de hacer algo muy importante que es LEER este post. Ahora sabes que tu vida no corre peligro, y que no tienes un déficit de oxígeno sino de CO2. En situación de crisis lo mejor es poner una bolsa de entre la nariz y la boca como se indica en el video, de esta manera restauras el equilibrio entre Oxígeno y Dióxido de Carbono.
Ataque De Panico De Sheldon GIF - Nervioso Nervios Nerviosa GIFs
Muchísimas gracias por tu tiempo. Espero que te haya gustado y te haya ayudado. Recuerda compartir para que la información llegue a la gente que lo necesite. 

Psicologia y bienestar emocional. Canal de youtube. Blog. Patricia María García Gallego. Psicología Sanitaria

 

¿Qué relación hay entre la ANSIEDAD y la ADRENALINA?

Hola querid@ lector@ en esta entrada vamos ha hablar sobre la relación que hay entre la Ansiedad y la adrenalina.

Cuando escuchamos la palabra adrenalina nuestro cerebro suele relacionarla con alta motivación y rendimiento, con procesos intensos donde nuestro cuerpo y nuestra actividad mental debe dar lo máximo de nosotros mismos. Y efectivamente, así es, la adrenalina va a intervenir en este proceso pero también veremos qué ocurre cuando liberamos esta sustancia demasiado tiempo en nuestro cuerpo como ocurre cuando padecemos ansiedad patológica o estrés crónico.

¿Qué es la Adrenalina?

Es una sustancia que se encuentra en nuestro organismo y es bastante polivalente, por un lado es una hormona pues viaja por el torrente sanguíneo y así puede llegar a todas las partes del cuerpo. Y en segundo lugar es un neurotransmisor, es decir es una de las sustancias que hace posible la comunicación entre neuronas.
neurotransmisores activos en el cerebro


¿Cuál es su función?

Activarnos! Nos va a preparar para luchar, para huir o para enfrentar la situación que estemos viviendo. Es decir que está presente en situaciones de alerta o amenaza pero también en aquellas donde si somos ágiles y rápido tendremos una recompensa. Nos ayuda a activarnos física y psicológicamente.
Dato curioso! De hecho la adrenalina o epinefrina se usa cuando hay un paro cardíaco para estimular y potenciar el latido del corazón.
¿En qué parte del cuerpo se encuentra la adrenalina

Resultado de imagen de glandulas suprarrenalesLa adrenalina sale desde las glándulas suprarrenales, como el mismo nombre indica son unas glándulas situadas encima de los riñones. El sistema nervioso central(SNC)  dará la orden de liberar la adrenalina a través de los nervios que vienen de la médula espinal. De manera que la glándula recibe la orden o estímulo y libera la adrenalina en la sangre, la adrenalina ira a los órganos diana que le haya indicado el SNC.



¿Qué ocurre en mi cuerpo cuando libero altas cantidades de adrenalina?

  • Tiene un impacto muy interesante en nuestro metabolismo pues maximiza nuestros niveles de glucosa para que pueda ser usado por el cerebro.
  • Favorece la descomposición del glucógeno, la energía que usan los músculos y otras partes del cuerpo para momentos más demandantes físicamente.
  • Aumenta nuestro ritmo cardiaco. El corazón se adapta a nuestra demanda y esfuerzos por eso ante el estrés y la ansiedad incrementa su ritmo para bombear más sangre, mejorar nuestra cantidad de oxigeno
  • La tasa de respiración, aumenta, igual que cuando hacemos ejercicio físico, y lo hace para oxigenar mejor la sangre y rendir más físicamente.
  • Los vasos sanguíneos relacionados con los órganos vitales se ensanchan, mientras que los vasos sanguíneos más cercanos a la piel se comprimen por eso a veces cuando tenemos ansiedad o estamos estresados tenemos un aspecto más pálido.
  • Dilata las pupilas para que entre más luz y ser más conscientes de lo que ocurre a nuestro alrededor
  • A nivel psicológico estamos en estado de alerta y somos sensibles a los estímulos del entorno y los propios

Dado que necesitamos ahorrar energía también va a ahorrar en algunos procesos como:

  • Ralentiza el movimiento intestinal y la absorción de nutrientes.
¿Qué ocurre cuando los niveles de adrenalina son muy altos y se prolongan en el tiempo en exceso?
Como bien intuirás en exceso seguro que no es bueno, y así es. Todo lo descrito anteriormente que supone un ventaja adaptativa ahora se va a transformar en síntomas que generan angustia.
  • La dilatación se puede transformar en visión borrosa o doble.
  • La frecuencia cardíaca será más intensa dando lugar a extrasístoles o frecuencias cardíacas sin que seamos conscientes de un estímulo amenazantes.
  • La tensión muscular puede convertirse en contracturas.
  • Agotamiento mental, dificultades para dormir o concentrarnos.

La adrenalina es el turbo de nuestra vida, es la sustancia que nos ayuda a llegar donde queremos y a conseguir nuestras metas, siempre y cuando esté presente «en su justa medida» (como todo en esta vida). Para que no haya un desajuste es muy importante estar en contacto con nuestro cuerpo y nuestra mente. Vivimos en una sociedad donde nos identificamos más con lo que hacemos que con quienes somos. Hay una serie de ejercicios que pueden ayudare a re-conectar como: meditar, hacer yoga o pilates.
Muchas gracias por tu tiempo. Espero que te haya gustado y ayudado. Comparte para que llegue a gente que necesite conocer información. 
Nos vemos en la red

Embarazo y felicidad…¿es obligatorio?

Es común que cuando una mujer queda en estado su entorno cambie, la gente mira a la futura mamá con otros ojos, las conversaciones comienzan a centrarse en su estado de salud y la del bebé, y así poco a poco se inicia un cambio a nivel social, que se suma al propio cambio de la mujer como ser humano, profesional, pareja etc.
Es habitual que entre los círculos sociales se escuchen frases o comentarios del tipo: » la maternidad es una periodo de plenitud para que la mujer se sienta realizada y en el que no hay otro estado que la felicidad».
Personalmente cuando escucho esto o frases similares se me eriza la piel. Pues en esas palabras hay mitos, y unas creencias que exigen a la mujer un «deber sentir» que a veces puede ser real o no, y si lo es no dura todo el embarazo. Ya lo sabes: «La vida está hecha de momentos».
Pero la futura mamá a veces deja de seguir su propio sentido común y entra en este círculo de creencias y exigencias, queriendo con ello ser el perfil de buena madre, y al final termina confundida y a veces bastante deprimida por no cumplir las expectativas que el entorno pone sobre «como debería vivir su proceso»
Querida futura mamá, tu sabiduría es tu mejor consejera.

Vamos a empezar por el principio, suponiendo que hablamos de un embarazo deseado.

En primer lugar la madre experimenta multitud de cambios físicos y biológicos en penas un año (vamos a ceñirnos solo al embarazo, el post-parto también es un momento de muchos cambios). Nos encontramos a una persona sometida a cambios hormonales, lo que conlleva alteraciones en el estado anímico, sobre peso, imagen, en su vida laboral, social, de pareja, se revaluará a sí misma como futura proveedora de cuidados de un ser indefenso y que va a depender en gran medida de ella…¿quién da más?
Esta claro que la mujer se encuentra en un proceso de creación, pero también de vulnerabilidad psicológica, pues entorno al 15-20% de las mujeres son diagnosticadas de un trastorno de salud mental a lo largo del periodo perinatal (periodo que abarca desde el embarazo hasta el primer año de vida tras el alumbramiento). 


Es muy habitual que existan momentos en los que la madre dude de su capacidad para hacer frente a un cambio tan drástico en su vida, y en otros momentos sentirá que es bello reto al que sabrá responder en su debido momento, y por qué no habrá mamás que consigan instantes de «permitirse» equivocarse porque como todo en la vida, «no se nace aprendido»
Y esta situación si es coherente a la realidad, una realidad llena de incertidumbre, de la cual nacerán nuevos recursos y fortalezas, gracias a nuestro querido compañero de vida, el estrés.
Es importante que la madre se sienta acompañada y querida a lo largo de este deseado proceso, escucharla cuando duda, abrazarla y apoyarla. El padre es clave, es parte del proceso, será una persona con un lugar muy especial y único, en la vida de la madre y de su futuro retoño.
Si estás embarazada, es deseado y tu entorno te apoya pero a pesar de eso hay momentos de llanto y sufrimiento pero son eventuales es algo normal, no vas a ser una mala madre por eso. Ante todo eres un ser humano que siente. Pero si este estado de ánimo se prolonga más de una semana consulta con tu médico o acude a un psicólogo, cuando antes te oriente un profesional antes volverás a la normalidad, más sabia y renovada. 
Tu valor y capacidad para ser madre no son cuestionables aún cuando pasas por una depresión o un proceso de ansiedad, que no te de vergüenza y pide ayuda recuperar tu bienestar. Eres muy importante.