Entradas

El estrés infantil, una realidad.

Hola querid@
lector/a esta entrada vamos a dedicarla a dos ámbitos fundamentales en nuestra
sociedad, y en los que la psicología está ganando campo
gracias a las diversas investigaciones que se están realizando, en primer lugar
la #relajación
y en segundo lugar, la #infancia.

Psicología Infantil
Psicología Infantil

Creo que la mayoría
coincidimos en que el ritmo de vida que desarrollamos en la actualidad es
frenético, los días «deberían» tener más horas (de ser así los
querríamos de 26 horas, sabemos bien como ocuparnos jaja). El motor que dirige
nuestros día a día deriva de las prisas por: » hacer la tarea…terminar
de…tengo que ir a….». Frases que envuelven una exigencia diaria, que a
veces no nos permite mirar dentro de nosotros, y sin querer nos vamos
«desincronizando». Por eso es aún más importante introducir en este
estilo de vida la practicar la relajación, mindfulness, un espacio
par ti, para divertirte 🙂 Terapéutico y recomendable al 300% .

Este es uno de los
motivos principales por los que la depresión y la ansiedad están a la
«orden del día». Llegados a este punto, sino puedes con el enemigo,
alíate a él pero poniendo límites y encontrando espacios par ti , tu familia y
amigos, para garantizarte una Calidad de Vida.
Todo esto nos
influye a los adultos, pero ¿cómo influye a los más pequeños de la casa?
Es importante valorar
que ellos se encuentran en su desarrollo cognitivo, emocional, físico y social.
Muchas de las herramientas que nosotros tenemos ellos aún no los han
desarrollado, entre otras cosas porque aún no son lo suficientemente maduros
para desarrollar dichas técnicas o habilidades. Incluso la manera de manifestar
su estrés
es muy diferente de la forma que lo hacemos los adultos.
¿Cómo sé si mi hijo/a está estresado/a?
Es muy común
confundir los síntomas del estrés en la infancia con el mal
comportamiento. Por ejemplo, si su hijo/a teme ir al colegio, muestra una
actitud negativa, o bien comienza con dolores en zonas como cabeza, tripa…y
se reitera en el tiempo. Las rabietas pueden estar ocasionadas por el estrés
y como los niños/as no pueden verbalizarlo, entre otras cosas porque no saben
que les pasa, «estallan» bajo rabietas.
Todo esto genera
una atmósfera negativa en casa, porque es lógico pensar que el mal
comportamiento hay que corregirlo, y por tanto castigarlo. Pero es importante
ver si detrás hay un agente estresante porque la manera de
tratarlo es diferente.
Los estresores más
comunes son: notas, colegio, familia y compañeros (habladurías, normas…)
¿Qué podemos hacer para ayudar a
nuestros/as hijos/as?
Estamos en un
momento clave para ayudar a nuestr@s hij@s a sobrellevar el estrés de manera
que no les afecte a su salud cuando sean adultos o incluso en la propia
infancia y adolescencia.
Ellos llevan una
vida más estresada, son víctimas del ritmo frenético y acelerado de los
adultos. Personalmente me sorprendo en consulta cuando los padres y a sus
hijos, describen la carga de trabajo que deriva de los colegios, llegando a
dedicar de dos a tres horas diarias en casa a las tareas escolares, a esto
añadimos las actividades extra-escolares…, Lo que nos plantea la siguiente
cuestión «¿qué tiempo puede dedicar mi hijo al juego?».
No nos olvidemos de
que esto es fundamental en su desarrollo, al igual que deben alimentarse bien
en esta etapa, el juego es fundamental para su desarrollo psico-motor,
intelectual, afectivo y social.
Psicologia Infantil
Psicología Infantil
Si te ha servido este post dame un g+, comparte y comenta.
Muchas gracias por tu tiempo. Nos vemos en la red.

TALLER DE RELAJACIÓN 24 de Octubre

Conectando con mi Respiración

Este viernes tuvimos el segundo encuentro del Taller de Relajación en el centro Philes.
 
El grupo de personas que se reunió eran mujeres que querían encontrar un momento de descanso y desconexión.
 
Lo mejor del taller es que ellas mismas consiguieron el objetivo que compartían: «Relajarse y dedicarse unos minutos para sí mismas».
 
El taller tiene una duración de dos horas, la primera parte es muy amena y el objetivo es el siguiente:
– Presentación de los miembros de grupo.
– Conocer la función del estrés en nuestro día a día.
– Saber por qué funcionan tan bien las técnicas de relajación para reducir el estrés.
 
 
La segunda parte es totalmente práctica y cada uno se da cuenta de lo importante que es conectar con uno mismo a través de algo tan vital como la propia respiración. Los participantes aprenden las nociones básicas de Mindfulness, y a continuación se realiza un ejercicio de Relajación mental junto a un anclaje. El anclaje ayuda a las personas a evocar la experiencia de relajación en el momento del día que cada uno desee.
 
Al finalizar la relajación damos paso a una pequeña charla para que cada participante cuente su experiencia, cómo ha vivido las nuevas sensaciones que le ha proporcionado la relajación y las dudas que hayan surgido a lo largo del proceso.
 
Para finalizar entregamos a los participantes material de apoyo para que puedan continuar entrenando en casa.
 
 
En mi opinión, lo mejor de este segundo encuentro fue que las participantes se dieron permiso para disfrutar de la sesión, motivo por el que consiguieron su objetivo, y que fueron conscientes de su capacidad  para inducirse relajación y bienestar.
 
 

Muchas gracias por tu atención y nos vemos en la red

Técnicas de Relajación

Querido lector:

Buenos días.

Hoy quiero compartir con ustedes una herramienta fundamental en nuestro día a día, con independencia a nuestro estado de salud, se trata de la relajación.

Dicha herramienta es fundamental en muchos momentos de estrés. Aprender a manejarla e interiorizarla como parte de su repertorio de recursos le aportará los beneficios de la tranquilidad, como por ejemplo discutir con coherencia, sin salirse de su objetivo, le ayudará a tener centrada su atención, así no malgastará energía, entre otras mejoras (baja la tensión, ritmo cardíaco, respiración más profunda…)

A continuación le adjunto el enlace de un curso que publiqué el pasado mes de Mayo en el que se enseña una técnica de relajación. Espero que lo disfrute.

Aprende a relajarte