Entradas

¿Cómo funciona nuestra mente?

Hola querid@ lector, tras varios post hablando sobre cómo influye la mente en el desarrollo de nuestras actividades cotidianas, actitud, motivación, decisiones y estado de ánimo, ahora quiero compartir contigo de manera muy amena cómo funciona nuestra mente.

¿Cómo funciona nuestra mente?


Nuestra cabeza siempre está pensando, nos manda «mensajes», nos interroga, nos preocupa con su incertidumbre, de manera que muchas veces podemos sentir que estamos perdidos dentro de nosotros mismos. Sin darte cuenta, tu mente habrá diseñado un laberinto que no te permite saber en qué lugar estás, en estos momentos es muy importante que tengas tu sentido común y confianza como brújula, porque las pareces de ese laberinto las has levantado tu, con tus dudas y miedos, por tanto está en ti la clave de las respuestas que estás buscando.

Una vez que tu brújula te indique hacia donde caminar, vas a encontrar pasadizos llenos de luz, con recuerdos, sentimientos y experiencias, que te ayudarán a sentir que vas por el buen camino, y que te animarán en tu búsqueda de la verdad. Disfruta de esas sensaciones tan maravillosas.
 
En toda búsqueda hay momentos críticos, y buscando nos adentramos en nosotros mismos vas a encontrar lugares oscuros, que te asusten y te provoquen rechazo. En estos momentos recuerda que esa oscuridad es parte de ti. Todas las personas somos luz y sombra, y es su integridad la que nos aporta serenidad y coherencia en nuestras acciones.
 
Te sugiero que abraces esa oscuridad con tu luz, como símbolo de que te respetas y te amas de manera incondicional, y así podrás reconocerla y aceptarla, ayudándola a ser parte de ti. En ese momento sentirás que puedes retomar tu camino, haciéndote responsable de ser quien eres.
 
Todo ese proceso te va a ayudar a Encontrar aquello que buscabas, paz, serenidad, sabiduría, y desde ahí tomarás una decisión en coherencia contigo mismo, sintiendo que esa acción es parte de ti.
  
Todo esto forma parte de una promesa de amor hacia uno mismo, una promesa eterna que has de conservar toda tu vida para mantener tu brújula en sincronía con tu SER.

Si gustó el artículo Comparte, Comenta y dame un g+.
Muchas gracias por vuestra atención y nos vemos en la red.

 

La Respiración, el contacto con tu Ser

Todas las técnicas dirigidas a mejorar nuestra calidad de vida como son la relajación, meditación, yoga, pilates o tai-chi son tan beneficiosas porque todas coinciden en emplear la respiración como punto de conexión con tu ser, contigo mism@.


Cuando nos despojamos de todo aquello que nos rodea y de aquello que creemos que nos identifica: rol, familia, estudios, amigo, trabajo, lugar de residencia, colecciones…(que a la par que cosas maravillosas suelen ser origen o lugar de desarrollo de nuestros conflictos, como es lógico y a todo mortal le ocurre) conectas con tu esencia.
Cuando inicias una conversación con tu mente, de esas en las que entras en un «bucle» posiblemente esté relacionado con una mala actitud que alguien ha tenido hacia a ti, un problema relacionado con tu pareja, una mala nota, etc. y pasas a identificarte con el conflicto te estarás separando de ti mismo, porque no te permitirá ver el problema como una experiencia propia de la vida, para poder observarla de manera imparcial y encontrar una manera de resolverlo, siendo tu mismo y no lo que tu mente te diga que eres.
Por un lado, todas las personas hemos recibido una educación, hemos crecido en un contexto cultural que nos contagia de sus valores. Confluimos con muchas personas a lo largo de cada día amigos, pareja, familia…y a veces nos descubrimos a nosotros mismos perdidos ante una situación porque no sabemos cómo resolverla siendo uno mismo. Tal vez, nuestra mente nos esté metiendo miedo usando pretextos familiares y que nos conectan emocionalmente con experiencias pasadas, por ejemplo: Debes enfrentar un examen muy difícil, te has preparado para esa prueba, pero en los últimos días te descubres a ti mism@ diciéndote «no te has esforzado lo suficiente, mereces suspender, se van a reír de ti, vas a decepcionar a los demás»

A veces, estos pensamientos son automáticos y casi imperceptibles a nivel consciente pero si inconscientemente y en tu cuerpo. Esta situación descrita es muy común y es un ejemplo de como nos disociamos de nosotros mismos para identificarnos con el conflicto, llegándonos a creer todo lo que la mente dice de nosotros, sin permitirnos resolver la situación desde la postura de uno mismo.
Cuando te encuentres en esta situación prueba los siguientes consejos:
1. Toma conciencia: «Ya está aquí la mente traviesa».
2. Respira
3 Pregúntate :¿Quién está hablando?. La mente adopta frases de tu entorno, por ejemplo, si te repites «no te has esforzado lo suficiente», posiblemente esa frase venga de mamá o papá (u otro familiar).
4. Una vez detectes de quien vendría esa frase toma nota, porque lo que te está ocurriendo es que te estás valorando bajo el juicio de otra persona y no sobre el tuyo mismo, lo que a la larga puede hacerte sentir muy perdido. Lo que cuenta es lo que tu opinas de ti.
5. Dile a tu mente : Gracias por la observación pero ya no lo necesito.
6. Si puedes sal del lugar en el que estas, de la habitación y ponte a hacer otra tarea diferente.
 La Respiración es una acción automática, compleja, de la que apenas tenemos percepción pero nos mantiene con vida, por eso, tomar conciencia de este proceso nos ayuda a conectar con la esencia de la vida, con lo realmente importante, Poder Respirar.
En esta ardua tarea te puede ayudar la práctica de Mindfulness, los beneficios a corto plazo son inmediatos, te lo aconsejo porque desde el principio comenzarás a sanar tu mente.
Si te ha gustado el artículo comparte, comenta y dame y un g+.
Muchas gracias por tu atención y nos vemos en la red.

Experimentando con nuestra esencia…un taller experiencial

Hola querido lector.
 
Hoy quiero compartir contigo un taller vivencial en el que tuve la oportunidad de participar la noche del pasado viernes dos de Agosto.
 
Nos reunimos el equipo de la Asociación Movilizarte (http://www.actiweb.es/movilizarte/actividades.html), y una de estas profesionales nos regaló una sesión de su conocido Taller de la expresión (http://eltallerdelaexpresion.blogspot.com.es/)
 
Tuvimos la oportunidad de conocer una nueva perspectiva sobre la salud y la enfermedad, de cómo buscar en nuestro interior, conectar con nuestra esencia, aquella que va más allá de tu educación, la cultura que aprendes, la sociedad en la que vives, más allá de lo que tus pensamientos y los ajenos dicen de ti…hasta encontrar (en mi caso) un rayo de luz que es tu esencia, aquello que eres, tu SER. Este SER, no es algo místico, ni del más allá (está muy acá), eres tú, despojado de críticas y juicios, de expectativas ajenas que te empujan a creer que eres lo que los demás dicen de ti…ERES TÚ en ESENCIA.
 
Este SER, que todos tenemos en nuestro interior es ese gran sabio que a veces nos ilumina, nos responde y/o nos ayuda a encontrar nuestro camino, es una especie de «intuición», no sabemos de donde viene, ni a dónde va, pero…SENTIMOS que queremos seguirlo y estar.
 
Cuando reflexionas sobre todo esto, y recuerdas los momentos en los que no eres coherente contigo mismo/a, da igual los motivos (no había otra alternativa, quise probar…), de alguna manera sentimos que nos desintonizamos con nuestra vibración…a veces nos duele la cabeza, los ojos, nos entra ansiedad sin entender por qué…TU ESENCIA te dice: OYE!!! DESPIERTA!!! QUE ESTÁS PERDIENDO TU SINTONÍA!!!
 
Para mí, lo más complicado es sintonizarme porque a veces temo que no les gustaré a lo que hay a mi alrededor, pero sé que sintonizada soy MEJOR, que aporto a mi entorno alegría, felicidad y sabiduría,…por tanto creo que ya no se trata tanto de los demás (te invito a reflexionar sobre tus propias excusas para no avanzar, esta es muy común) sino de mí misma, me da miedo conocerme más y saber hasta dónde puedo llegar…creo que el reto actual es hacer que ese miedo cumpla su función: » ser precavida sin bloquearme«.
 
Gracias por vuestro tiempo

Nos vemos en la red.
Como siempre les invito encantada a que enriquezcan este lugar con su experiencia.

 


 imágen tomada: liarayando.blogspot.com

¿Por qué elegí ser Psicóloga Especializada en Oncología y Cuidados Paliativos?

Querido lector, voy a responder a esta pregunta que es muy común entre la gente que conozco.


Desde muy pronto tuve claro que quería ayudar a la gente en situaciones críticas, me maravilla nuestra capacidad de cambio de actitud y de aprendizaje. Esto es algo que tú también has vivido, todos hemos pasado por retos que nos han ayudado a superarnos para mejorar la versión de nosotros mismos.


Durante la Licenciatura de Psicología Clínica y Salud tuve la suerte de leer un artículo en el que explicaban que existían unos hospitales especializados en tratar a niños que se encontraban en un estado de enfermedad muy grave, y en su mayoría terminal.


La esencia que me cautivó de estos centros es que cuidaban a los pequeños con una visión integral sobre su ser. En este lugar sus padres dormían con ellos, traían sus juguetes, podían jugar con los hermanos, y el equipo sanitario terminaba desarrollando su labor profesional bajo una mirada diferente…


El miedo al dolor, sufrimiento y la muerte es innato en nosotros, todos tememos a los cambios, a sufrir y a nuestro final, compartiendo este sentimiento universal comprendí que debía aprender una lección muy dura…


Me preguntaba…qué puede hacer un Psicólogo ante tanto dolor y sufrimiento…

Finalmente cuando llegó el momento de decantarme como profesional «fui de cabeza» a la especialización Oncología y Cuidados Paliativos…después de varios años conociendo pacientes, familia, Psicólogos, Oncólogos, DUE´S,…agradezco de corazón todo lo que he podido aprender, porque HOY soy mejor profesional gracias a sus aportaciones.